El 11 de febrero de 1990, tras 27 años cárcel, recuperaba la libertad Nelson Mandela, un ícono de la lucha contra el apartheid y un referente político mundial.

Tres años después recibiría el Nobel de la Paz y un año más tarde se convertiría en presidente en el marco de las primeras elecciones libres celebradas en Sudáfrica.

Lo recordamos con un fragmento de Invictus: