Como si fuera algo que no le iba a ocurrir, la muerte vino por Ray Bradbury el 5 de junio de 2012.

Bradbury parecía vivir en sus cuentos y novelas de ciencia ficción, un lugar que funcionaba como un sortilegio para él y sus lectores.

Es y será siempre un destacado cultor de lo fantástico. “Fahrenheit 451”, “Crónicas marcianas” y “El hombre ilustrado”, tal vez sean sus obras más conocidas.

Recordamos a este escritor estadounidense con el siguiente cuento: