En este día de 2007, comenzaba la inmortalidad de Roberto Fontanarrosa, el escritor y humorista gráfico más “barrial” que ha tenido nuestro país.

Rosario había sido su cuna el 26 de noviembre de 1944. Fue el creador de Inodoro Pereyra y Boogie el Aceitoso.

Los trenes matan a los autos“, “El mayor de mis defectos”, “La mesa de los galanes” y “El mundo ha vivido equivocado” son algunos clásico que podemos leer o releer para recordar a este querido artista.