El 25 de marzo de 1977, hace 44 años, un grupo de tareas secuestró e hizo desaparecer a Rodolfo Walsh, tal vez el mejor periodista que haya tenido Argentina en su historia.

Con datos precisos y un texto fácil de entender y comprender, el rionegrino denunció la masacre política, social, económica y humana implementada por el denominado Proceso de Reorganización Nacional en su primer año al frente de la etapa más oscura del país.

Walsh inauguró a nivel mundial el género literario policial y ningún texto periodístico como “Carta abierta a la Junta Militar” ha sido jamás igualado.

“No puedo, ni quiero, ni debo renunciar a un sentimiento básico: la indignación ante el atropello, la cobardía y el asesinato”, aseveró alguna vez.

Recordamos al querido Rodolfo a través del análisis del filósofo José Pablo Feinmann.