El 20 de septiembre de 1997, Soda Stéreo le daba un punto (que con el tiempo no fue final) a una etapa, no sólo del grupo sino de la historia del rock nacional.

La por entonces despedida tuvo lugar ante un colmado River Plate del que formaron parte más de 65 mil personas.

Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti intentaron cerrar esa noche quince años de trayectoria.

Sin embargo quedó tan viva la llama artística del trío que al final no hubo ni habrá final.