El 10 de junio de 1986, el seleccionado argentino se aseguraba el primer puesto del Grupo A, tras vencer 2-0 a Bulgaria.

El equipo de Bilardo madrugó al europeo con una presión alta de José Luis Cuciuffo que derivó en un centro preciso a la cabeza de Jorge Valdano para abrir el marcador.

En el complemento, la solidez defensiva, la inteligencia del medio juego, selló el marcador final.

A los 76, Valdano tocó para Oscar Garré quien le hizo un pase largo a Maradona. Diego eludió con una “chacarera” a Yeliaskov y le dio un pase a la testa de Jorge Burruchaga para el 2-0 final.

El partido jugado un día como hoy, hace 35 años.