A tres días de conmemorarse su natalicio, el nombre de Diego Armando Maradona, ícono deportivo y cultural, recorre nuevamente el mundo: su casa natal fue declarada este miércoles lugar histórico nacional.

Esto es debido la “enorme influencia” que tuvo el futbolista en la cultura popular argentina, que trascendió sus “mérito deportivos” y se convirtió en uno de los “símbolos más reconocibles de nuestra identidad”.

Diego transitó sus primeros años de vida en la vivienda de la calle Azamor Nº 523, de Villa Fiorito, partido de Lanús.

“Allí se habían instalado sus padres, Diego Maradona y Dalma Salvadora Franco, más conocidos como “Don Diego” y “Doña Tota”, oriundos de Esquina, Corrientes con sus hijas Ana Estela y Rita Mabel, hermanas mayores de Diego”.

Asimismo, el decreto hace mención a que ahí “nacieron los hermanos mayores de Diego, Elsa Lucía y María Rosa y luego, sus hermanos menores Raúl Alfredo, Hugo Hernán y Claudia Nora”.