Encabeza por su director general, el doctor Gustavo Carestía, el Hospital Municipal Leónidas Lucero emitió un comunicado a fin de expresar públicamente su solidaridad con la instrumentadora quirúrgica Estefanía Hardoy quien fuera impedida de ingresar al supermercado mayorista Makro por desempeñarse en dicho nosocomio.

En la misiva, las autoridades mencionan su preocupación y el profundo rechazo por la actitud adoptada por la firma y dejando a disposición de la profesional la asistencia legal a los efectos pertinentes.

“Realizamos un profundo llamado a la reflexión respecto de este tipo de conductas pues en los momentos difíciles, como el que estamos atravesando, resulta imprescindible profundizar los lazos de responsabilidad social y solidaridad colectiva”.

Además de Carestía, el comunicad lleva la firma de los directores asociados Marta del Valle, Gustavo Piñero y Leonardo Villegas y del subdirector Facundo Arnaudo.