En la víspera tuvo lugar una nueva jornada de rastrillajes ordenados por la Justicia con motivo de la desaparición del cerrense Gabriel García Guerrea.

El operativo, sin mayores novedades, se llevó a cabo en un tramo de la ruta 35, en cercanías a Villa Bordeu.

Participaron personal policial y del grupo K 9. De acuerdo a lo trascendido, en el lugar recorrido registraba los últimos movimientos de la última persona que vio a “El Tibu”.

Se espera que el lunes venidero se inicien nuevas pericias a los teléfonos de personas cercanas a la expareja de Gabriel.

Del cerrense, de 46 años, no se sabe nada desde el jueves 20 de mayo.