Un rastrillaje sin mayores resultados en el marco de la búsqueda de Facundo Castro Astudillo se concretó esta tarde en el sector de ingreso a General Cerri.

Concretamente el operativo se centró, desde la hora 15 aproximadamente, en la desembocadura del arroyo Saladillo de García en la ría.

De acuerdo a lo mencionado, por orden de la jueza Gabriela Marrón y del fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez, responsable de la investigación de este caso, se hizo presente en la mencionada zona más de una decena de efectivos de la Policía Federal Argentina y de la Dirección Nacional de Cinotecnia dependiente del Ministerio de Seguridad.

Por parte de la querella asistieron Jano, hermano de Facundo; el abogado de la familia Castro, Leandro Aparicio; y Marcos Herrero, entrenador de canes rastreadores quien llegó a Cerri con sus compañeros Duke y Yatel.

Hasta finalizar la tarde, los efectivos recorrieron, con apoyo de perros y un avión, las vías del exferrocarril Roca que une la estación Aguará con Bahía Blanca.

Allegados habían adelantado que las expectativas de este procedimiento no eran las mejores porque la familia está convencida que el joven, de quien no se sabe nada desde el 30 de abril, no egresó el partido de Villarino.