Tras ser notificados de la intención de la Subsecretraría de Gestión Ambiental de disolver la cooperativa que opera en la Ecoplanta de la localidad, los trabajadores a cargo de este emprendimiento emblema de Cerri organizaron una reunión para comenzar a establecer medidas para proteger esta fuente laboral.

En este marco convocaron a representantes de diferentes entidades intermedias, ecológicas y gremiales y profesionales no sólo cerrenses sino también de Bahía Blanca.

Durante el encuentro, se escuchó la conversación mantenida por miembros de la cooperativa con Matías Insausti, titular de la citada área comunal de Medio Ambiente.

En la misma, el funcionario afirma que la actual cooperativa será disuelta por no cumplir con las expectativas de la dependencia en la que está a cargo desde octubre pasado.

Esto fue tomado por los cooperativistas como un despojo laboral y que dejaría en la calle a más de 20 familias a partir del 1 de enero de 2020.

Según lo indicado en la asamblea, el emprendimiento (con dos décadas de vigencia) pasaría a manos de otra cooperativa, ajena a General Daniel Cerri.

Por este motivo, con el apoyo de la comunidad, los trabajadores irán el próximo lunes al Honorable Concejo Deliberante con el fin de notificar la problemática a los ediles y solicitar la banca 25 antes de fin de año.

La Ecoplanta, símbolo de la concientización y separación de residuos por origen en la región sur de la provincia de Buenos Aires, funciona desde el 11 de abril de 2000.