El secretario municipal de Salud, Pablo Acrogliano, recorrió las instalaciones del Centro de Jubilados y Pensionados Cono Sur, especialmente adaptadas para ser utilizadas como Unidad de Cuidado Mínimo Ambulatorio (UCMA) en el marco de la emergencia sanitaria.

El lugar, cedido para este fin por la entidad, cuenta con 21 habitaciones y 52 camas. Además se preparan UCMA en Seminario, el Hospital Militar, Liniers y Dow Center.

Estos lugares alojarán eventualmente a pacientes positivos leves (asintomáticos y sin factores de riesgo) y contactos estrechos o sospechosos de Covid19  que no pueden cumplir el aislamiento en su domicilio por condiciones habitacionales precarias o por encontrarse en situación de vulnerabilidad.

El funcionario aseveró que serán habilitados de acuerdo a las circunstancias que se presenten y al avance de casos.