Personal policial esclareció durante esta jornada un par de hechos delictivos sucedidos en nuestra localidad.

Por la sustracción de elementos en el Fortín Cuatreros y en el depósito donde funcionó la empresa Lucaioli, fue detenido Esteban Fabián Cané, de 22 años.

Según lo informado, el sujeto se había apoderado de garrafas, lavamanos y una pava eléctrica, pertenecientes al Museo, que fueron encontrados en su domicilio de calle Matheu durante un operativo de allanamiento.

Allí fueron secuestrados además siete teléfonos celulares, una tablet, un equipo de música y una cortadora de cabello, elementos sustraídos del predio de Álvarez Jonte y Belgrano.

Según la crónica policial, el malviviente violentó una puerta del edificio histórico, acción que produjo una rotura de vidrios que ocasionó una lesión en el malhechor.

Por este motivo, Cané acudió a un centro asistencial donde fue identificado por los efectivos que habían llegado hasta allí por las huellas de la motocicleta en la que se movilizaba.

El vehículo había dejado manchas de aceite en inmediaciones del edificio ubicado en Pernici y Alvarado, las que fueron determinantes para la detención y solicitud de la mencionada diligencia.

Cané fue conducido a la subcomisaría local y está a disposición de la Justicia por el delito de robo e infracción al artículo 289 bis del Código Penal.