Una trabajadora del Hospital Interzonal de Agudos José Penna sufrió un escrache en su domicilio.

Alguien quien no se identificó e involucró a otros vecinos pintó cruces en la puerta de la enferma y dejó un mensaje intimidatorio.

“¿Dónde esta la empatía? El coronavirus le puede agarrar a cualquiera, no solamente porque una persona trabaja en un hospital se merece esto”, mencionó indignado el hijo de la mujer quien le brindó a la periodista Daiana Appili la siguiente nota: