Desde la UFIJ N° 8, a cargo del Fiscal Marcelo Romero Jardín, se tomaron las medidas inmediatas para recolectar los indicios necesarios en busca de determinar lo sucedido en el local de La Cámpora.

La Fiscalía provincial tomó intervención después de que la policía se comunicara con la Fiscalía Federal en turno, quien alegó no ser competente. Así es que desde la UFIJ N° 8 se brindaron las primeras directivas para recolectar elementos de prueba.

En el lugar se encontraba trabajando la Dirección de Explosivos por lo que se solicitó un informe detallado de su intervención, además se pidió un relevamiento de las cámaras privadas y municipales del sector y declaraciones testimoniales de todos aquellos que hayan tomado conocimiento de alguna circunstancia relevante para la investigación.

Una vez colectada toda esa información se analizarán los pasos a seguir en el marco de la causa.

Se investigan los delitos tipificados en los artículos 186 inciso 1, 189 bis inciso 1 y 213 bis del Código Penal, los que se refieren a estrago doloso por explosión, tenencia de bombas y materiales explosivos y organizaciones que tienen por objeto imponer ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor