Debido a un cáncer de pulmón, el último miércoles falleció con tan solo 37 años Verónica Bailone, viceintendenta de la localidad puntana de Villa Mercedes.

Por su juventud, su deceso causó conmoción en la comunidad política y social. Sin embargo un sacerdote, enfrentado ideológicamente con la funcionaria, posteó en facebook: “Estaba a favor del aborto y Dios le concedió esa gracia, le abortó la vida”.

Estas palabras, escritas con errores de ortografía por Juan María Casamayor, merecieron el mayor repudio y el obispo de San Luis, monseñor Gabriel Barba, tuvo que pedir disculpas públicas en nombre de la Iglesia de la Provincia.

A través de un comunicado Barba le solicitó a Casamayor que pida perdón “por el dolor y el escándalo que ha generado”.