Imagen ilustrativa.

Costó un poco adaptarse al cambio de nombre. En el primer tiempo la comunidad continuaba con el “paso por lo de Antozzi” cuando Farmacia Celendano daba sus primeros pasos.

La visualización de Gisella y José fueron fudamentales para darle vida a uno de los comercios más importantes en nuestra localidad.

No sólo por el servicio que brindan sino, y esencialmente, por la impronta que establecieron a la hora de recibir a los vecinos y las vecinas.

La calidad en la atención, la predisposición permanente, la colaboración con entidades intermedias y proyectos cerrenses, forman parte del sello distintivo de Farmacia Celendano.

Ellos siempre dicen presente en causas que consideran nobles y es por eso que hoy, en este 20 de julio, la comunidad abraza y celebra esta dos décadas junto a cada cerrense.