Con mucha mesura se tomó el empate en 0 el plantel de Sansinena. Tanto Emiliano Belfiore como Rodrigo Herrera coincidieron en que este partido frente a Desamparados fue muy duro, como lo será el resto del torneo y que será clave sumar siempre de local.

Según Belfiore, “se podrían haber quedado los tres puntos en casa” y aseguró que en el complemento se vio algo de lo que se trabajó en la pretemporada.

En tanto Herrera aseguró que “nos estamos conociendo” y “nos iremos afianzado” y remarcó que “no hay que desesperarse porque los resultados llegarán”.