Soprendido, emocionado y agradecido. Así se lo vio a Jorge Galeano al momento de ser saludado por sus vecinos y el grupo que celebra los cumpleaños de vecinos cerrenses.

Yiyi escuchó su cumpleaños feliz con los brazos arriba, cuan boxeador que sube al ring con la expectativas y confianza intacta para llevarse el combate.

Los festejos fueron en rojo y blanca, en clara alusión a su amor por el buen fútbol de la mano de Sansinena y River Plate.

El protector facial tenía consigo el escudo del equipo de este milenio; la torta tradicional, el escudo del club cerrense que ha marcado su impronta en este milenio.

Si bien fueron pocos los minutos, perdurarán en el sístole y diástole de Yiyi su festejo número 61 entre vecinos y amigos.