El historial marcará que, lamentablemente, el primer partido del representativo albirrojo en Cerri fue suspendido promediando la etapa inicial.

El marco fue estupendo, tanto hinchas de Sansinena, como de Camioneros se acercaron al gimnasio de calle Paso, para ver un partido que prometió desde la previa teniendo en cuenta que quién pudiera sumar de a tres alcanzaría la cima de la tabla.

El partido lo ganaba el visitante 4 a 3, y lo próximo en el encuentro era el penal en favor del local que iba a ejecutar Guido Jerez, autor de los tres tantos del equipo de Cerri.

Previo a la ejecución la dupla arbitral compuesta por Gabriel Bernengo y Oscar Lazo se acercó a la mesa de control y en diálogo con técnicos de ambos equipos, argumentó que “no estaban las condiciones dadas” y decidieron automáticamente la suspensión del encuentro.

Si bien no se pudo apreciar algún tipo de agresión que hiciera prever este desenlace, la decisión fue la definitiva.

Una verdadera lástima si se tiene en consideración la cantidad de público que se acercó al gimnasio de Juan José Paso 560. Y que el momento que atravesaba el encuentro era realmente, el mejor.