El último día de este invierno de este año tan particular, termino siendo muy especial para Julio “Pilo” Martín quien arribó a sus primeros 83 años de vida.

Sus familiares más cercanos se acercaron a la puerta de su casa en calle Moreno, para festejar con distanciamiento su nueva vuelta al sol.

También dijeron presentes vecinos y el grupo que anima y homenajea a los vecinos destacados y de gran comportamiento en este período de aislamiento.

Tripero y Bostero hasta la médula, los colores rojo, blanco, azul y amarillo decoraron el portón de ingreso y la tradicional torta de festejo

No faltó el dúo con Eduardo Pastor quien, además del cumpleaños feliz, interpretó varias canciones que acariciaron el corazón de Julio Cesar o Pilo.

O papá para Fabián, Marcela, Daniela, Andrés y Florencia; o abuelo para sus nietos Jonathan, Rocío, Martina, Emiliano, Lucas, Jeremias, Franchesca, Emilia, Santino, Amparo, Catalina y Benjamin; o bisabuelo para Juanita.

Un festejo más, un anticipo de primavera con los colores de Boca, la pasión por Sansinena y el afecto de los seres más queridos y más cercanos para Pilo, un vecino cien por cien cerrense.