A sus 65 años Ruben Oscar, o mejor dicho “Cacho” Celaya da vuelta una página de su rica historia en nuestra localidad.

El reconocido y siempre predispuesto letrista deja tras varios años el ámbito mercantil para volcarse como él dice “a disfrutar y dedicarle tiempo a su familia, y en especial a su nieto”.

“Yo arranqué allá por 1987, en el Centro de Compras. Después pasé por muchas sucursales, entre ellas la sucursal del Hiper de Aguado, o incluso en la zona, por ejemplo, Saavedra. Pero luego de adquirir experiencia y tras algunos cursos, llegué como encargado de la sucursal Cerri”.

“Cacho” recuerda y resalta, con la melancolía del caso, la relación y predisposición, no sólo de sus superiores y compañeros, sino que también la de todos los cerrenses con los que se ha relacionado durante tantos año
“Dejo muchas cosas, entre ellas, un gran grupo humano de trabajo.

Compañeros y amigos que me han acompañado durante estos veintitrés años en Cerri. Sin ellos hubieses sido imposible. Crecimos y seguirán creciendo día a día”.

Más allá de los momentos vividos en “la Coope”, que quedarán guardados en la memoria y en el corazón, vendrán nuevas historias para el hincha de Sansinena, nacido en Bordenave, pero sin dudas, un cerrense de ley.