Con la decisión de la Asociación del Fútbol Argentino de dar por finalizada la temporada 2019-20 en todas las categorías, el entrenador cerrense Emiliano Ortiz cierra indefectiblemente una primera etapa en Rincón de los Sauces.

En caso de ser posible, el Torneo Regional volvería al ruedo en septiembre. Mientras tanto, el “Pocho” deberá aguardar en nuestra localidad no sólo una resolución nacional sino también la dirigencial.

“Hoy está todo un poco más claro; llegado el momento nos tendremos que reunir con los dirigentes del Deportivo Rincón”, explicó Emiliano.

Aclaró que la intención dirigencial es darle continuidad a su proyecto futbolístico e institucional ya sea para un nuevo regional amateur o bien para la liga local.

“El club se ha portado de manera excelente conmigo, con mi familia y con el profe Ezequiel Grouleff. Si bien hay cosas para seguir mejorando, como sucede en toda entidad que comienza a desandar torneos nacionales, nunca nos faltó nada desde lo material hasta lo profesional”, agregó Ortiz.

Y subrayó: “En esta situación que afecta al mundo lo primero es la salud; el fútbol puede esperar”.

Destacó también que la experiencia no sólo le permitió crecer como técnico sino también afianzar el vínculo familiar con su compañera Gisela y los hijos del matrimonio: Enzo y Juanfer.

Noche de paseo en tierras patagónicas para Gisela, Enzo, Juanfer y Emiliano.

“Fue todo nuevo. Si bien entendíamos que era una situación laboral, dejamos nuestra casa para vivir temporalmente en un hotel y luego en un departamento. La falta de patio la reemplazábamos con visitas a la plaza principal y paseos diarios y nocturnos”, recordó Emiliano.

El Pocho disputó su último partido el 15 de marzo (empate frente a La Amistad) y una vez licenciado todo el plantel emprendió su regreso a Cerri junto a su familia.

“Comenzamos la cuarentena en casa. Se sale sólo por cuestiones mínimas e indispensables y en mi caso, más allá de arreglos, jugar con los chicos, acompañar a mi mujer, tengo la posibilidad de concurrir cumplir con mi trabajo en una oficina del Ministerio de Seguridad”, puntualizó.

Ortiz pretende finalizar en cancha esta etapa que inició en el norte neuquino a fines de 2019, con el claro objetivo de seguir progresando como entrenador.

Hasta la suspensión del torneo se mantenía invicto, con dos triunfos y cinco empates, con 10 goles a favor y 6 en contra.

Plantel completo del Deportivo Rincón para el Torneo Federal Regional Amateur.

¿Quién es el Pocho?

Emiliano Ramón Ortiz nació el 31 de julio de 1984. De su padre y abuelo heredó la pasión por el fútbol, el amor a River Plate y el legado de defender los colores de Sansinena.

En el Tripero jugó entre los años 2002 y 2008. Una lesión en su rodilla derecha en la final frente a Liniers en el 2006, lo dejó marginado por mucho tiempo y relegó, de algún modo, sus aspiraciones como jugador.

Alejado con 24 años, inició el camino de entrenador, al igual que Ramón, su papá, histórico “bombero” del Rojo cuando quedaba cesante el cargo de DT.

Supo ser ayudante de campo de Ortiz padre (Emiliano fue expulsado en su primer partido) y transitó por las categorías formativas de Sansinena y Tiro Federal, donde tuvo la oportunidad de consagrarse campeón.

De regreso al club cerrense, fue llamado junto a Leandro Donayevich para hacerse cargo durante el segundo semestre del 2016 del Federa B. La dupla, junto al preparador físico Lucas Del Valle, es la responsables del logro más importante en la historia de Sansinena.

Al año siguiente fue convocado por Sporting, equipo al que sacó campeón en el 2018, y en la última temporada estuvo al frente de Tiro Federal.

Más allá de sus logros deportivos, Emiliano está permanentemente atento a capacitaciones y cursos on line relacionados con su profesión y vocación.

Emiliano y Enzo en un momento de complicidad.