Este último viernes el querido Robertito festejó un nuevo cumpleaños, acompañado por sus seres más queridos y compañeros y compañeras de residencia.

Como no podía ser de otro modo, este personaje de nuestro pueblo dio una nueva vuelta al sol con los colores de Boca Juniors, el equipo de sus amores.

Histórico repartidor de diarios, laburante desde la primera hora, con una persistente solicitud de “zapatitos”, Robertito supo recorrer las calles de nuestro Cerri durante décadas.

No importaba el día, el mes, la estación; era habitual verlo cada mañana cuando el pueblo comenzaba a desandar un nuevo día con una sonrisa llena de amor.

Susana y Roberto se encargaron de llevarle al ventanal del hogar el afecto de tantos vecinos que siempre respondieron con un gesto amable y cómplice el saludo y “bocinazo” de Robertito, quien es y será siempre gente de Cerri.