La vecina Stella Maris San Sebastián le comentó a este medio que hace exactamente una semana le efectuaron el estudio para determinar si tiene o no Covid 19 y aún no obtuvo respuesta de las autoridades sanitarias.

“Desde el domingo 30 de agosto estaba con síntomas. Imaginé una descompostura, pero me comuniqué el miércoles 2 con la unidad centinela local y al día siguiente me hisoparon. Pasaron diez días y sigo sin saber si soy positivo o negativo de Covid”, explicó.

Agregó que “desde hace tres días me siento bien. Durante esta jornada me comuniqué y me indicaron que vaya a buscar el alta”.

“Estoy aislada en mi casa, sola. ¡Y me piden que salga a la calle a buscar un alta que no está! Esto es una falta de respeto porque una hace las cosas bien y no te ofrecen una respuesta acorde”, se indignó.

“Esto es una locura, parecido a un abandono de persona y creo no ser el único caso”, puntualizó Stella Maris.

Cuando los agentes de salud aseveran que están al borde del colapso no sólo lo dicen por la disponibilidad de cama sino básicamente por el recurso humano.

A medida que aumentan los casos en el distrito el personal sanitario comienza a desbordarse y a no dar abasto con las tareas diarias y repercute en estrés y en no cumplir en tiempo y forma con la información necesaria que necesita cualquier vecino.

Y en situación se ve involucrada esta vecina que desde hace 8 días aguarda el resultado de su hisopado.