Una Combi Kía estacionada en Güemes al 1100 fue prácticamente consumida esta noche por el fuego.

El siniestro, cuyas causas serán materia de investigación, se produjo minutos después de las 22.

Al mencionado sector del barrio de Cuatreros acudió una dotación del Cuerpo de Bomberos de General Cerri.

Cabe aclarar que no hubo personas heridas. No obstante un vecino procedió a desalojar un Ford Fiesta que se encontraba junto al vehículo afectado por las llamas.