A poco menos de un mes del deceso de David Garrido, quien falleciera luego de no ser recibido en el Hospital Municipal, el Perito Informático del Ministerio Público Fiscal determinó que las cámaras no funcionaban desde septiembre de 2020.

Por lo tanto no quedó captado el momento en el este paciente llegó a la guardia de ese nosocomio para hacerse atender el martes 9 de febrero.

En su momento, los familiares del hombre denunciaron ante los medios de comunicación de Bahía Blanca que este hombre no había tenido la pertinente atención porque les dijeron que “todos los médicos estaban ocupados”.

Desde la UFIJ N°7, a cargo del Fiscal Marcelo Romero Jardín, se informó que continuarán con la recolección de  testimoniales a fin de determinar quién fue la persona que tomó la decisión de no derivar al paciente y de esa forma encuadrar su responsabilidad en el hecho si correspondiere.