La Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías confirmó la condena que se le había impuesto a la abogada Karina Andrea Smiraglia de 4 años y 6 meses de prisión por stafas reiteradas y falsificación de documento público reiterado (31 hechos), en concurso real con los delitos.

Además se le impuso una inhabilitación especial para ejercer las profesiones de abogada y procuradora por un plazo de diez años y una multa de cincuenta mil pesos.

En el fallo señalan que su condición de abogada posibilitó que pudiera llevar a cabo las estafas, situación que se vio agravada porque falsificaba resoluciones judiciales y porque establecía una relación de amistad con las víctimas.

“Considero, en ese orden de ideas, que ha resultado razonable y comparto la apreciación del Magistrado de Grado La especial condición profesional de abogada que revestía la procesada ha sido, sin dudas, una condición de posibilidad de la conductas ilícitas realizadas, dado que ha sido en tal carácter y para realizar actividades propias de esa disciplina que fue contactada por las distintas víctimas”, menciona el fallo.