El desprendimiento de un portón de un supermercado chino ocasionó la muerte de una nena de 4 años en febrero de 2018.

Por este hecho, los propietarios del comercio serán juzgados el 2 y 3 de junio del corriente año.

Los imputados son Yanqing Zhang y Jinshui Yu, responsables del local ubicado en Caseros 3441 de Bahía Blanca.

En la citada fecha, Alberto Martín Benítez pretendió salir junto a su hija de 4 años de edad en momentos en que el portón enrejado corredizo que separa el inmueble de la vía pública se encontraba cerrado.

El hombre intentó abrirlo y se produjo el desprendimiento de un trozo de metal soldado al portón que era utilizado como tope de desplazamiento hacia su izquierda.

Como consecuencia de la insuficiente resistencia de la soldadura de la planchuela adherida a la estructura metálica. De esa manera el portón se descalzó de su guía y cayó sobre el cuerpo de la nena quien, a causas de las lesiones, murió en horas de la noche.

La fiscalía entendió que todo ocurrió como consecuencia del accionar imprudente y negligente de Yanqing Zhang y Jinshui Yu quienes en su condición de propietarios o administradores del comercio, violaron los deberes de custodia y cuidado a su cargo, que en el caso consistieron en: “no preservar en adecuadas condiciones de mantenimiento y seguridad el portón en cuestión; no informar a los clientes ocasionales del comercio, que el correcto mecanismo de apertura del portón corredizo era hacia su lado derecho, y/o no custodiar el egreso del lugar, y/o realizar el cierre del portón, a efectos de evitar eventuales desprendimientos, ante hechos análogos anteriores y el riesgo de caída del portón”.