Después de cada precipitación el estado de las calles de tierra de nuestra localidad genera el malestar y las quejas de los vecinos de diversos sectores de General Daniel Cerri.

Decenas de mensajes llegaron a nuestra redacción a fin de manifestar y solicitar una solución a esta problemática que dificulta tanto la circulación vehicular como peatonal.

Baches, charcos extensos y acumulación de barro se pueden advertir en los distintos barrios cerrenses.

A esto se le suma el estado de los caminos de ingreso y egreso de la localidad, aunque hay que aclarar que algún tramo camino a Villarino Viejo ha sido utilizado para el manejo recreativo de vehículos con tracción.

Asimismo se visibilizó en estos días la baja tensión eléctrica en varios puntos del ejido urbano y la nula respuesta por parte de la empresa EDES.

Varios vecinos notificaron la pérdida de electrodomésticos, lavarropas, heladeras y alimentos por el servicio que a veces, según manifestaron, no alcanza los 200 voltios.

En tantos otros permanecen en estado de alerta para no atravesar idénticas situaciones, particularmente en días de mucho viento.

Cabe agregar que cuando se producen cortes en el suministro eléctrico, la mayoría de las veces, los motivos y el tiempo de reposición del servicio no son informados en tiempo y forma por EDES, lo que produce mayor malestar en la comunidad.