Amnistía Internacional Argentina informó que Argentina es uno de los 50 países que en los últimos 25 años se sumó a la tendencia global orientada a la despenalización y legalización de la interrupción del embarazo, que considera que penalizar a una mujer es desproporcionado y discriminatorio.

Amnistía difundió una Guía a 6 meses de la aprobación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que se cumplen en el día de hoy.

En el documento aportó un contexto internacional donde recordó que los abortos inseguros son la tercera causa de muerte materna en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Cuando los gobiernos restringen el acceso al aborto las personas “se ven obligadas a recurrir a prácticas inseguras, lo cual puede tener consecuencias fatales”, resaltó la organización internacional.

Las cifras indican que aproximadamente 47.000 mujeres mueren cada año en el mundo tras practicarse abortos en condiciones de riesgo.

En los países donde el aborto está permitido por la ley y el personal de salud está capacitado para ofrecer servicios seguros, la tasa de mortalidad por estas prácticas es baja: de 0,2 a 2 muertes por cada 100 mil abortos.