El mejor futbolista que haya existido tenía 60 años.

Nada más para agregar.