En un lapso de diez días, una vecina de calle Voglino al 100 constató varias heridas de perdigones en dos de sus perros.

Fue una veterinaria quien le confirmó las razones de estas lastimaduras a María Arriagada, dueña de las mascotas, quien estaba convencida que eran producto del roce con una alambrado perimetral.

Con la lógica indignación por este caso de mal trato animal, María decidió hacer pública la situación porque está convencida de que estos ataques se produjeron cuando sus animales se encontraban en su patio.

“Sólo pido que si alguien tiene alguna dificultad o inconveniente con mis perros, que se acerque a mi casa que estoy abierta al diálogo; no quiero pensar que todo esto es por total maldad”, expresó la vecina.

Para abordar este tipo de hecho la Fiscalía General de Bahía Blanca cuenta con el “Equipo de trabajo de causas de malos tratos y crueldad contra los animales” que funciona en Vieytes y Rodríguez y recibe consultas en su cuenta de facebook o en el 458-2423.

Asimismo el área municipal de Veterinaria y Zoonosis, en el 456 5570, brinda en horario matutino durante los días hábiles los alcances de la ordenanza sobre tenencia responsable de mascotas a fin de evitar que los animales produzcan daños a terceros.