Con el deseo claro que los cerrenses no permanezcan indiferentes ante hechos que preocupan a toda la comunidad, aproximadamente 150 vecinas y vecinos autoconvocados marcharon esta tarde por las calles de la localidad contra la pedofilia y el abuso sexual.

Antes de iniciar esta protesta pacífica, integrantes de esta movilización le entregaron un petitorio (el cual se publica a continuación) al delegado comunal Fabián Fabrizzi quien en ese momento estaba junto a la subcomisaria Marina Conti.

La documentación, con preocupaciones, necesidades y exigencias, también fue entregada al personal policial que se encontraba en la dependencia de 25 de Mayo y Deán Funes.

La marcha, bajo el lema “Cerri dice Basta”, comenzó en la plaza Andrés Morel.

Desde allí se trasladó hasta la subcomisaría transitando por las calles Paso, Gutiérrez y 25 de Mayo, para regresar nuevamente al principal espacio público cerrense.

Los manifestantes participaron en esta convocatoria con pancartas, carteles, elementos de percusión y cánticos.

Este segundo reclamo colectivo en menos de una semana, es un nuevo llamado a la conciencia de la población para abordar, debatir y luchar por derechos a fin de poder vivir y caminar sin temores, particularmente, por nuestra localidad.