Ubaldo Fillol reconoce que fue el mejor gol que le hicieron; Alberto Tarantini se sigue riendo de lo despatarrado que quedó aquella noche del miércoles 10 de abril de 1981.

Maradona le marcaba nuevamente a River, esta vez jugando para Boca. Tal vez sea el tanto más hermoso registrado en un superclásico.

Porque es Diego.

40 años cumple esta gambeta y el pase a la red del mejor jugador de fútbol que haya existido jamás.