Mientras se recupera, mientras se habló esto y aquello de Maradona, la patria futbolera hoy conmemora un partido que es ícono en la trayectoria del mejor jugador de todos lo tiempos.

En la previa, el arquero xeneize Hugo Gatti le manifestó a los medios que se exageraba del potencial del 10 de Argentinos Juniors quien tenía “tendencia a engordar”.

A esta crítica, Diego respondió con 4 goles ( uno de penal, dos de tiro libre y el restante un mano a pie) para la victoria de los de la Paternal por 5 (Espíndola y los 4 de Mardona) a 3 (Ribolzi, Zanabria, Gareca) en el marco de la fecha 12 del Torneo Nacional del 80.

Tres meses después, Maradona (quien estuvo a punto de ir a River) y Gatti fueron compañeros en Boca y campeones Metropolitano de 1981.