A medida que avanza el período de aislamiento se van sumando nuevas disposiciones a fin de preservar el cuidado de comerciantes y clientes.

En este marco, durante los últimos días son varios los locales cerrenses que debieron restringir aún más el ingreso de público.

En algunos casos, por recomendación de la Subsecretaría de Fiscalización, sólo dos personas pueden ser atendidas. El resto debe aguardar en la vía pública su correspondiente turno.

Vale aclarar que tanto los empleados como los potenciales clientes deben contar obligatoriamente con la protección facial.

Cabe recordar que los comercios cumplen en horario corrido o cortado con las horas pactadas para abastecer a la comunidad.