La firma del “Memorándum de entendimiento Argentina-Irán” en el año 2013 cuando la presidenta era Cristina Fernández de Kirchner fue analizado como un “hecho histórico” para avanzar en la búsqueda del esclarecimiento del atentado a la AMIA ocurrido en 1994.

También fue considerado como un “sinónimo de impunidad y aislamiento internacional” y hasta se habló de “Traición a la Patria” por parte de las máximas autoridades del gobierno.

Este documento, rubricado por el entonces canciller Héctor Timerman, fue declarado inconstitucional en los primeros días de gestión de Mauricio Macri.

En diciembre de 2017 TN hacía referencia a las denominadas “alertas rojas” (solicitud de colaboración plena con Interpol) con el título “Irán admitió el pacto que Cristina niega”.

Hoy la expresidenta, apoyada en un texto de Página 12 que asegura que ella ni Timerman intentaron beneficiar a iraníes sospechosos, utilizó la red social Twitter para hablar una vez más de Lawfare (unión de intereses del poder Judicial y medios de comunicación en perjuicio de espacio político).