Falleció el compositor Ennio Morricone, responsable de las más bellas composiciones sonoras del cine.

“Un músico refinado y popular al mismo tiempo, que dejó una profunda huella en la historia musical de la segunda mitad del siglo XX”, indicó el presidente de Italia Sergio Mattarella.

Autor de la canción oficial del Mundial de Argentina 78 y de películas clásicas como Por un puñado de dólares; El bueno, el malo y el feo; Sacco y Vanzetti; Los intocables y Los ocho más odiados, entre otras.

Pero sin dudas la que más eriza la piel es “Cinema Paradiso”, una obra máxima de una de las películas más emotivas que se recuerde.