Un total de 44 trabajadores, entre afiliados al sindicato de Camioneros y Empleados de Comercios, se encuentra sin actividad laboral en el depósito local de Lucaioli, luego de que la firma anunciara el cese de actividades en Bahía Blanca y área de influencia.

La decisión de la empresa afecta a más de 600 operarios en diversos puntos del país que, si bien no fueron despedidos (no recibieron el correspondiente telegrama), atraviesan una situación de complejidad e incertidumbre.

En este sentido el titular del Sindicato de Empleados de Comercio, Miguel Aolita, calificó la situación como muy crítica.

Mencionó que “el gremio asesorará a cada trabajador que, si bien no está cesanteado formalmente, puede reclamar el pago del mes o tiempo adeudado”.

Y aclaró que “aún nadie está en condiciones de exigir indemnización. Sin embargo, por más que hoy cada empleado esté en su casa, debe continuar recibiendo su sueldo”, explicó Aolita.

La planta de Lucaioli comenzó a funcionar en General Cerri el 3 de abril de 2014 en instalaciones de la ex Lanera Argentina, siendo uno de los objetivos generar unos 80 puestos de trabajo.

Durante la construcción del depósito, José Alberto Coronel, de 19 años, perdió la vida al ser aplastado por un paredón el 1 de septiembre de 2011.