“Gerónimo había encabezado la resistencia de los indios apaches en el siglo diecinueve.

Este jefe de los invadidos siempre tuvo mala fama, porque su coraje y su astucia habían vuelto locos a los invasores durante muchos años; y en el siglo siguiente, él fue el más malo de los malos en las películas del Far West.

Siguiendo esa tradición, el gobierno de los Estados Unidos llamó Operación Gerónimo al fusilamiento de Osama Bin Laden, acribillado y desaparecido en el día de hoy del año 2011.

Pero, ¿qué tenía que ver Gerónimo con Bin Laden, el delirante califa fabricado en los laboratorios militares de los Estados Unidos? ¿En qué se parecía Gerónimo al asustador profesional que anunciaba que iba a comerse a todos los niños crudos cada vez que un presidente norteamericano necesitaba justificar una nueva guerra?

El nombre elegido no era inocente: estaba diciendo que habían sido terroristas los guerreros indígenas que defendieron su dignidad y sus tierras contra la conquista extranjera”.

Texto del libro “Los hijos de los días” – Año 2012- Siglo Veintiuno.