Un nuevo operativo de concientización y prevención realizó este mediodía personal policial en diversos sectores de la localidad.

Los controles se centraron en inmediaciones del barrio Corralón Vieytes y de la plaza Galassi y abarcaron a más de 50 vecinos entre automovilistas, motociclistas y transeúntes.

Según se informó, una persona fue trasladada a la sede de la Subcomisaría local debido a un paradero activo por una causa de estafa.

“Allí se le detalló la plana que figura en el sistema a fin y se le indicó que deberá comparecer necesariamente en la primera audiencia que solicite el juzgado que lleva adelante el caso”, explicaron fuentes policiales.