A seis meses del inicio de las acciones del Comité de Contingencia para el Coronavirus, el secretario de Salud Pablo Acrogliano realizó un balance del trabajo realizado por el Municipio junto con hospitales bahienses y Región Sanitaria.

El funcionario resaltó la labor desarrollada “por cada actor para que el sistema no haya colapsado y esté operativo como para responder la demanda surgida a partir de esta emergencia sanitaria”.

“Hemos reformulado el modo de atención; nos amoldamos a cada etapa de esta pandemia; adecuamos diverso lugares para que funcionen como puntos de atención e implementamos programas propios y nacionales para abordar y llegar a cada sector”, enumeró Acrogliano.

“El virus se caracteriza por su alta contagiosidad, y requiere la atención de todos para reducir el impacto que tiene y seguirá teniendo”, aseveró.

Y agregó que “debemos permanecer más que nunca en alerta. Es una fase donde los vecinos estamos conviviendo con el virus”.

Reconoció que los casos se incrementaron particularmente en agosto, “mes donde se registró el 48 por ciento de los notificados”.

“La población económicamente activa es la que más debe cuidarse, así mismo, y fundamentalmente a nuestros adultos mayores y personas que pertenezcan a grupos de factores de riesgo”.

Acrogliano detalló que “la ocupación global de camas oscila en un 43 por ciento. A la fecha no hay un tratamiento efectivo; debemos esperar la vacuna”.

Señaló que “el plasma parece válido” e invitó a las personas recuperadas a que donen el suyo en el Hospital Penna.

Finalmente recordó mantener las medidas de higiene y de distanciamiento para reducir las chance de contagio.