La Subsecretaría municipal de Fiscalización concretó durante las primeras horas del domingo un procedimiento en Independencia al 4100 por constarse la realización de una fiesta privada.

Se comprobó la venta de bebidas y de entradas (a $350), presencia de personal de seguridad y la concurrencia de más de 50 personas.

De acuerdo a lo informado, se evacuó a quienes participaban y se imputó a la propietaria del inmueble la falta prevista en la ordenanza de fiestas privadas.

Formaron parte del operativo, efectivos de la policía.