Un sólo vehículo policial permanecía apostado frente al palacio municipal de Bahía Blanca, luego del anuncio de mejoras económicas para personal policial que realizó esta mañana el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

El resto de los móviles (unos 19 en total) había sido retirado de la primera cuadra de calle Alsina entre las 12 y 13 horas, por orden de Gonzalo Bezos, Jefe Departamental de la Policía.

Paulina Pallero, quien ofició de vocera ante los medios de comunicación, le comunicó esta decisión a sus compañeros en una de las aceras de la plaza Rivadavia.

Algunos de ellos mostraron su disconformidad con la medida y la propia Pallero le aseguró a Canal 7 que la manifestación proseguirá porque “la lucha continúa”.

Kicillof aseguró esta mañana que el nuevo salario mínimo de bolsillo para los efectivos será de $44 mil. Además la compensación por uniforme pasará de $1.130 a $5000 y cada hora extra de 40 a 120 pesos.