Con el objetivo de realizar siembras y cosechas naturales, la red voluntarios de General Cerri viene entregando desde junio pasado kits de semillas junto a instructivos de huerta orgánica.

Durante esa semana decenas de familia recibieron el correspondiente bolsón y a modo de relevamiento, tomaron fotografías del estado actual de las huertas hogareñas.

Esta propuesta piloto, que pretende regresar a los orígenes de la alimentación, está destinada a vecinos cerrenses y de zona aledañas.

De esta manera, aquellos que se suman a esta propuesta tienen la posibilidad de contar con su propia lechuga, acelga, zanahorias y cebollas.

“La idea es incorporar en esta época de pandemia una dieta saludable, con la elaboración de alimentos propios, en el patio de cada casa”, explicaron los organizadores.

Cabe agregar que este emprendimiento también se hizo extensivo a la comunidad educativa del jardín maternal Rayito de Sol.