Si bien la utilización de barbijo, los cuidados sanitarios y la higiene permanente no garantizan en un 100 % evitar ser un potencial paciente con Covid, es junto al aislamiento las mejores medidas para contrarrestar a esta pandemia que llegó a nuestra localidad así como a diversos puntos del planeta.

El alejamiento parcial y constante de aquel día 1 de cuarentena (20 de marzo) para incorporar actividades de tiempo libre (especialmente en el mes que finalizó) sin mayores precauciones y distanciamiento, generó malestar en profesionales de la salud de nuestra localidad que cumplen funciones en Bahía Blanca.

“Ya estamos colapsados, la infraestructura y el recurso humano. Este último ni te cuento”, expresó una enfermera que se desempeña en un nosocomio céntrico.

Y agregó: “No voy a decir #QuedateEnCasa. Ya no tiene sentido; sólo que te cuides y tengas suerte porque estamos en el famoso pico”.

Un colega de esta joven, que cumple funciones en otro hospital bahiense, lleva días manifestando su bronca por la multiplicación de casos y, por ende, el incremento de su tarea, especialmente cuando sus compañeros y compañeras deben aislarse por protocolo.

Estas declaraciones son consonantes con la preocupación de otros agentes sanitarios por la situación actual del distrito que hoy oficializó 61 casos más para superar los 1100 confirmados.