El Municipio confirmó que formalizará una denuncia penal por entender que se produjo una venta ilegal de material perteneciente al relleno sanitario, predio al que sólo pueden ingresar miembros de la cooperativa que trabaja en el lugar.

Desde la Comuna se indicó que, por esto motivo, se le solicitará a la Justicia que investigue la posible comisión de un hecho ilícito.

El comunicado expresa que además se han registrado denuncias por acciones violentas y amenazas hacia trabajadores en el predio y hacia el propio subsecretario de Gestión Ambiental, Matías Insausti.

El citado funcionario afirmó que “después de varios meses de recabar información, vimos que existen diferencias grandes en cuanto a las ganancias de los recolectores y no debería ser así. Es por eso que nos presentamos ante la justicia para que investigue la situación”.

Agregó que “el año pasado formalizamos a casi 40 recolectores dentro de una cooperativa de trabajo que le permite a esas familias contar con un sueldo y una cobertura social”.

“La mayoría de los trabajadores hacen un gran trabajo, que además, es muy importante para la separación de residuos y el cuidado del medioambiente”, concluyó Insausti.