El Gobierno de Bolivia denunció que la administración de Mauricio Macri proveyó de manera clandestina “material bélico” al régimen de Jeanine Añez para reprimir protestas sociales ante el golpe de Estado contra Evo Morales, lo que llevó al presidente Alberto Fernández a expresar públicamente su “dolor y vergüenza”.

La información fue difundida a la prensa por el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, quien dio un detallado informe sobre el armamento que el Gobierno de Juntos por el Cambio habría proporcionado a Añez y recordó que la represión de 2019 tuvo su punto máximo en las llamadas “masacres de Sacaba y Senkata”.

“Mauricio Macri proveyó por debajo ‘material bélico’ al régimen de facto de Jeanine Añez en 2019 para reprimir la protesta social y consolidarse en el gobierno por la fuerza”, dijo Mayta en su cuenta de Twitter, y advirtió: “Las masacres de Sacaba y Senkata no pueden quedar en la impunidad”.