Sin las condiciones climáticas ideales para efectuar las tareas, los operarios del servicio de recolección de residuos se encuentran recorriendo diversos puntos de la localidad a fin de evitar acumulaciones de bolsas.

Además se pretende optimizar el trabajo semanal que distó de ser el ideal a raíz de las intensas lluvias que caracterizaron la presente semana.

Se estima que mañana, con el cese de las precipitaciones fundamentalmente, los camiones recogerán los residuos domiciliarios conforme al cronograma establecido desde principios de este mes.